Hay mucha gente que después de tomarse un café desecha los granos o el café molido y lo tira a la basura. Sin embargo, el café tiene muchas propiedades, que muchos desconocen y que nos pueden ser de mucha utilidad. Reutilizarlo es una buena opción, y además una excelente idea, ya que nos ayuda a conservar el planeta. Tomad nota de todos los usos del café.

- Evita los malos olores. Es uno de los usos más conocidos del café. Hay que colocar un poco de café en un vaso y meterlo en el frigorífico. De esta manera haremos que el frigorífico no conserve los malos olores y que se mantenga fresco y con buen olor. También podemos frotar un poco de café en nuestras manos, si en ellas tenemos restos de un olor desagradable. Las enjuagamos con agua y el mal olor desaparecerá.

- El café es un excelente abono y es ideal para preparar compost ya que les aporta a las plantas elementos tan esenciales como el cobre, el potasio, el magnesio o el fósforo.

- Es un buen repelente de insectos y de algunos animales, principalmente gatos. Para las hormigas solo hay que esparcir el café molido y seco en aquellos lugares donde se encuentran estos insectos. En el caso de los gatos lo mejor es mezclar café con cáscaras de limón y naranja. Este olor no es del agrado de dichos animales, por lo que los aleja. Además, frotar un poco de café húmedo también ayuda a nuestras mascotas contra las pulgas.

- Pero el café también tienen usos estéticos, ya que tiene un gran poder anticelulítico. Para que haga su efecto, lo recomendable es mezclar los restos de café con aceite de coco y frotarlo todo formando círculos por la piel. Pero también el café es un beneficioso exfoliante. En este caso, debemos mezclar el café con una cucharada de aceite de oliva y frotar la piel durante unos minutos. Después la enjuagamos, y quedará como nueva.

- También es muy beneficioso para el cabello ya que le aporta brillo. Para conseguirlo hay que hacer una solución de café y agua que debe estar fría o a temperatura ambiente. Con esta mezcla lavamos el cabello, lo dejamos reposar unos veinte minutos y lo enjuagamos. el resultado es un pelo brillante y perfecto. ¡Probadlo!

- Por otra parte, el café es un potente limpiador de superficies, sobre todo en la cocina. Sólo tenemos que mezclar el café molido con jabón y agua y aplicarlos en los lugares que queremos limpiar. Además, el café se puede usar en sitios que acumulan cenizas o mucho polvo, como en las chimeneas. Esparcimos el café molido encima del polvo, y así nos será más fácil recogerlo.

- El café también se puede utilizar como tinte de muebles. Si tenemos un mueble de madera descolorido (siempre que sea en tonos oscuros) una buena opción es aplicarle un poco de café con un pincel. El café ayudará a dar uniformidad y brillo al mueble gracias a su capacidad de teñir la madera. Lo más aconsejable es modular con agua la oscuridad de la infusión que queremos utilizar como tinte.

Además, el café puede ser muy beneficioso para nuestra salud ya que tiene multitud de propiedades que benefician a nuestro organismo.

Poder estimulante que incrementa el rendimiento físico y mental.

- Propiedad antioxidante que contribuye a frenar el envejecimiento.

- Dilatador de bronquios en personas con afecciones respiratorias.

- Analgésico en dolores moderados. De hecho la cafeína es un componente muy utilizado en productos farmacéuticos.

- Tiene un gran poder diurético.

- Es digestivo y evita sobre el estreñimiento.

- Antidepresivo: aumenta el nivel de endorfinas y genera sensación de bienestar.

- Previene enfermedades coronarias.

Ya veis que el café, además de ser una deliciosa bebida tiene multitud de propiedades que podéis poner en práctica en vuestro día a día.